133158300366652

¿Estás ya en el camino correcto, en la senda de tu Alma? ¿Cómo puedes saberlo?

Los tiempos actuales de cambio constante representan un reto enorme para las personas. Por alguna razón misteriosa, todo lo que dio seguridad, calma y orden en el pasado deja de darlo en el presente. El trabajo seguro ya no lo sigue siendo por reestructuraciones, posibles despidos o cambios en la gestión.  Las formas de generar ingresos están cambiando rápidamente y requieren una constante adaptación o nuevos aprendizajes, que hace a que uno se sienta desactualizado o insuficientemente preparado.  La economía y la política enfrentan retos de cambios enormes cuyas soluciones aún no están a la vista.

A nivel personal, los amigos de siempre, en muchas ocasiones, ya no suelen dar la inspiración de tiempos pasados, la chispa de conexión no es la misma y surge la duda si mantener las lealtades del ayer. Pero uno tampoco quiere aislarse y sentirse solo. ¿Qué hacer entonces?

La organización y gestión del propio tiempo también sufre cambios profundos. La planificación del día, de la semana, del mes o del año junto con los mecanismos de control ya no funcionan como antes. Cuando antes por lo menos se cumplieron seis objetivos de diez en un día, hoy no son más que dos o tres.

Simplemente se percibe una palpable aceleración e insuficiencia de tiempo. ¿Será que la mente no puede funcionar igual de bien?

Incluso a nivel espiritual, las practicas meditativas o métodos para alcanzar la paz mental que dieron buenos resultados hasta ahora, dejan de hacerlo en el presente. En otras palabras, todos los marcos de estabilidad se están desvaneciendo. Y seguramente te surgirán dudas si el cambio va para mejor. No podemos negar el surgimiento de una gran incertidumbre.

¿Cómo te sientes cuando no cuentas con la certeza de saber cómo seguir adelante?

No es fácil mantener la confianza y el ánimo cuando ya se ha probado de todo y cuando los resultados no son los que uno espera.

 

¿Cuál es la reacción común ante la incertidumbre?

La mayoría de las personas reacciona de uno de los siguientes modos:

  1. Resiste al cambio,
    • se aferra a lo conocido,
    • cree que las recetas funcionales para los éxitos del pasado siguen siendo válidas en el presente cuando no lo son.
  2. Rechaza lo que no le gusta,
    • Lucha en contra de aquello que no quiere o critica todo aquello que no acuerda con las propias preferencias y creencias. Se encuentra en un estado interno de queja o molestia constante.
  3. Se distrae con actividades placenteras para evitar la incomodidad o el dolor de la transformación.
    • Prefiere ocuparse con los nuevos mensajes de whatsapp o los emails recién llegados tratando de no quedarse atrás. O se entretiene con pasatiempos apacibles, ver largas series de Televisión o Netflix.
    • En todo caso se queda en la zona de confort o sigue la rutina de siempre en vez de fijar el rumbo del destino del propio Alma en la dirección del cambio.

¿Cuál es tu caso?

La consecuencia emocional de estos tipos de reacción es cierto grado de sufrimiento, inseguridad, desconfianza o apatía, falta de energía, claridad o plenitud.

No hay forma de que pueda surgir un nuevo grado de vitalidad, lucidez, entusiasmo o pasión sin una alineación consciente con el tiempo de cambio y la determinación del propio lugar dentro de él.

 

¿Cuál es la causa de este malestar emocional?

Al no revisar los propios mecanismos y patrones de lidiar con la incertidumbre, que es parte inherente al cambio, y al no lograr mantenerse en estados emocionales de paz, seguridad, confianza, claridad o determinación, independiente de las circunstancias externas, los problemas se agravan. El otro mecanismo típico de reacción ante un reto, es el análisis del problema y el intento de comprender y erradicarlo. Esto puede haber sido válido en el pasado, ahora rara vez lo es. El dilemma de este enfoque es que la complejidad de la transformación actual es tan grande que la mente no puede dimensionar o entenderla.

Sin afinar la propia inteligencia emocional, aumentar la capacidad de callar la mente e ingresar en una comprensión más honda de la época de transición que vivimos, el peligro de volverse loco en medio de tantos cambios y desafíos es muy grande.

Sin embargo, más allá de las dificultades, cada periodo de transición alberga enormes oportunidades para desprenderse de los viejos escombros, estructuras e ideas del pasado, abrirse a perspectivas más amplias y crear nuevas realidades, sistemas diferentes y soluciones prácticas.

 

¿Cómo dominar la incertidumbre entonces y formar parte consciente del cambio?

  1. Mantener parte de la atención en el plano interno de los propios pensamientos y de las emociones con el fin de
    • observar y modificar las reacciones a conciencia,
    • dejar de resistir, oponerse, quejarse, criticar, molestarse, que son comportamientos característicos de una persona que vive en el ego.
  2. Elegir sabiamente el foco de la propia atención
    • Recordando que la energía fluye hacia el punto de atención. Energizamos aquello que miramos. Si ponemos únicamente foco en los problemas, los magnificamos energéticamente. Resolvemos uno, pero surge otro. Atraeríamos escenarios de vida similares por estar en sintonía vibracional con el problema, no la solución.
    • Optando por aclarar el resultado óptimo a crear, definiendo con precisión el estado último de lo que se quiere lograr. Poniendo foco, energía y atención allí.
    • Prescindiendo de enfocarse en lo que ya no se quiere para así evitar que siga surgiendo aquello que justamente se pretende evitar.
  3. Convertirse en Creador consciente de la propia realidad, en protagonista de los cambios en vez de ser victima de las circunstancias.
    • aprendiendo a manifestar la mejor versión de uno mismo y soluciones innovadoras desde adentro.
    • Puedes reafirmar este poderoso decreto en estado meditativo: “Me doy permiso de conectarme con la gran versión de mi. Recuerdo que yo ya soy la calma, el amor, la claridad y la confianza. Activo estas virtudes en mi, las siento vivas, palpables y disponibles. Me alineo con las potencialidades más elevadas de la vida uniéndome a las sincronicidades que potencian a la vida, el bienestar y traen consigo todo aquello que realmente necesito. Tengo certeza de ello y elijo estar en paz. Escojo a conciencia los pensamientos y sentimientos que reflejan la belleza, la verdad y el Amor de mi Esencia.”
  4. Comprender la magnitud y la dirección del cambio y la propia ubicación dentro de él.
    • ¿Sabes hacía donde va el cambio?
    • ¿Ubicas tu grado de confianza, seguridad y protagonismo?
    • ¿Conoces y expresas tu Propósito de Vida?

 

¿Hacia dónde va el Cambio?

El cambio individual se dirige al destino que elige cada uno para el barco de su alma. Dependerá

  • de nuestra propia apertura y flexibilidad
  • del foco de nuestra atención y los filtros de nuestra percepción,
  • del grado de nuestro desapego,
  • de nuestra capacidad de gestionar los cambios y crear nuevas realidades.

Si nos creemos a merced de las circunstancias, de la economía o la política, nuestra posibilidad de cambiar de rumbo será minúscula. Pero si nos enfocamos en nuestro circulo de influencia, en aquellas cosas que podemos modificar en nuestro entorno, alineándonos con las virtudes y dones creadores de nuestra Alma, se abre una ventana de oportunidades.

Te tengo buenas noticias, en términos planetarios, frecuenciales o vibracionales estamos ante un umbral de cambio extraordinario, entrando en una época de transformación sin precedentes. Tenemos a nuestra disposición nuevas energías y posibilidades que nunca han estado tan disponibles para la humanidad. Fundamento esta hipótesis detalladamente en el libro “La mejor versión de ti”, que cuenta los detalles de la transición que vive el individuo, el colectivo de la raza humana, el planeta e incluso el sistema solar. Dibuja la visión de aquello que es posible para un ser humano despierto en el tiempo venidero, revela que significa ser y expresar nuestras cualidades originales como seres divinos.

Pero te quiero dar un pequeño adelanto del libro que hace referencia a nuestro tema:

¿Podría haber algo en común entre todos los cambios que estamos observando en el mundo actualmente? Dada la gran cantidad de movimientos a nivel interior y exterior, ¿hay un punto que los une a todos?

Si existe una transformación notable en la superficie de la existencia, es decir, en los patrones y fenómenos cotidianos de la vida social, económica, política, etcétera, tiene que haber surgido de un cambio de raíz.  Esta base, este punto en común, es la transformación de los paradigmas, de las formas de vernos a nosotros mismos y al mundo.

Te resumo la transformación paradigmática que está viviendo la humanidad:

La siguiente etapa de nuestra vida será fascinante. Nos toca escribir la historia de cómo progresar del lado izquierdo del gráfico al derecho, de una conciencia de un “yo” perdido en su individualidad o la conciencia de un “nosotros” que contemple el bien de todos. Es el sendero del héroe que reconoce sus virtudes y posibilidades y ocupa el lugar que solo él o ella puede ocupar. Es el salto de un yo pequeño a la confluencia de creadores conscientes de su realidad dedicados a la manifestación de una sociedad renovada, más justa, equilibrada, en sintonía con el medio ambiente y en paz.

¿Cuál será tu historia de transformación y tu aporte?

Estoy seguro de que ya te elevaste por encima de la tendencia a quedarse limitado o encasillado en la posición de la víctima que se cree incapaz de aportar algo valioso. Tu esencia es sabia y sabe indicarte cuando relegas tu poder y cuando lo recobras. Ya estás inmerso en un maravilloso proceso de cerrar tus asuntos pendientes y abrazar tu nueva identidad enraizada en la virtud de tu Esencia que ya no necesita ni la aprobación ni el reconocimiento de otros, sino da aliento a la voz del niño interior y a los impulsos del Alma para dejar de sobrevivir y empezar a vivir de verdad.

Estás convertiéndote en la mejor versión de ti.

Queda solamente la pregunta, ¿Cómo hacerlo?

Las respuestas te esperan en el nuevo libro   “La mejor versión de ti” que está a punto de estar disponible.

¿Ganas de leer más?

Detalles del proyecto de publicación del libro

Te mando un afectuoso abrazo,

Johannes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies