Aunque anhelamos sentir una conexión con el otro, la Vida, el Alma, el Amor, la paz o los estados elevados de la conciencia, nos encontramos en muchas ocasiones con todo lo contrario: estrés, molestias, frustraciones o la sensación de desconexión, vacío o desganas. En la mayoría de los casos parece ser por todas las responsabilidades, ocupaciones y exigencias del día a día.

Personalmente me frustro cuándo las cosas no salen como quisiera, cuando no me siento tan conectado como me gustaría sentir, cuando soy menos amoroso, tolerante, paciente de lo que puedo ser.

Cuando me pierdo en el plano externo, me desconecto de los recursos y de la belleza que llevo dentro.

¿Qué puedes hacer para volver rápidamente al eje, centrarte y sentir una conexión plena con tu bienestar, tu Alma, la Conciencia y las virtudes de tu Ser?

1.  Detectar lo que te pasa

Detente por un momento. Quita la atención del plano externo mira hacia adentro. ¿Hay un deseo o una necesidad de que la situación presente sea diferente de lo que es?

¿Puedes notar el impulso de controlar o asegurar esto o aquello?

Si hay presión, molestia o frustración en ti, es probable que la respuesta sea un sí. En este caso, ¿podrías liberar la exigencia a que algo “tenga que” ser diferente o mejor de lo que es?

En el fondo entiendes que estás haciendo lo que puedes, la crítica, el capricho y el control solo empeoran las cosas. Y lo sabes. La aceptación es el primer paso hacia la recuperación de tu centro. Respira profundamente.

2.  Averiguar: ¿Con qué estoy conectado?

No es que no estés conectado. Siempre lo estás. La pregunta es: ¿con qué?

Tu sentimiento y sensación intuitiva te avisan acerca de la frecuencia vibratoria, la clase de pensamiento o emoción con la que estás enganchado en este momento.

¿Es la evasión, la huida de un problema, la preocupación o el temor de que algo malo pueda ocurrir? ¿La necesidad de cumplir con una tarea o un deber? …

¿Qué es?, ¿qué hay en ti ahora? ¿Cómo te hace sentir?

3. Cambiar tu estado interno

Eres consciente de que no puedes controlar o cambiar a las situaciones o personas, pero sí tienes control acerca de tu interioridad. Ese es tu responsabilidad. Quizá quieras afirmar “No dependo de las circunstancias externas, ni de la aprobación de los demás. Puedo elegir a conciencia mi estado interior.”

Si ha habido o sigue habiendo tensión, frustración o malestar, será importante que no te quedes en el plano mental, no encontrarás las soluciones en la mente, mediante el esfuerzo de pensar. Necesitarías moverte, sacudirte o caminar. Pruébalo. Te aseguro que la emoción no cambiaría sin que te pongas en marcha, sin que hagas algo diferente, sin que liberes la tensión presente en los músculos, en las células, mediante el movimiento corporal.

¿Qué te pide tu cuerpo ahora?

Atiéndelo como se lo merece.

4. Elige tu foco, tu punto de atención

¿Qué es lo que quieres sentir? ¿Cuál es el estado o el sentimiento que necesitas ahora?

Cierra los ojos y halla este estado, esa sensación, este sentimiento en el fondo de tu corazón. Busca hasta que lo hayas encontrado. Si te sirve, puedes llevar tus manos a tu pecho, al chakra del corazón. Permite encontrarte con lo que te buscas. Si lo primero que surge no te gusta, indaga, ¿qué hay detrás?

Sigue yendo más atrás, más hacia el fondo de tu corazón hasta hallar tu tesoro interno. Permite a que te sea fácil.

Encuentra la paz, la dicha, el estado que has buscado.

Amplifícalo. Expande esta sensación.

¿Con qué quieres conectar de verdad?

¿El Amor por un ser querido? ¿El amor por la Madre Tierra o por Dios? Conéctate con aquello que es sagrado para ti.

Exprésalo a tu manera.

5.  Fomenta tu confianza y poder interior

Decide entrenar esta capacidad de gestionar tus estados internos. No existe ninguna cualidad más importante para tu felicidad y éxito que esta habilidad de elegir la calidad de tus respuestas al mundo.

Puedes decirte “Yo soy capaz de mejorar mis reacciones, de elegir mis pensamientos y sentimientos sabiamente. Ya no le doy poder al mundo externo a que determine mi estado interno. Recupero y reclamo mi poder. Elijo a conciencia.”

 

Prueba estos 5 pasos. ¿Cómo te hacen sentir? ¿Qué te pasó?

Cuenta tu experiencia en los comentarios abajo.

¿Cuál es tu manera particular de conectarte con un auténtico bienestar?

Te puedo recomendar muchas técnicas de relajación, meditación, elevación de tu energía y vibración, de canalización, pero lo importante no es lo que funciona para mí, sino lo que realmente es práctico y fácil para ti. ¿Qué es lo que mejor te funcionó a la hora de sentir la plenitud interior, la unión con la Vida, una sensación de rebosar de felicidad y conexión espiritual?

El hecho de…

  • ¿estar en la naturaleza?
  • ¿meditar?
  • ¿practicar deporte?
  • saltar y sacudirte (uno de mis favoritos!)
  • ¿escuchar a tu canción favorita?
  • ¿Bailar?
  • ¿Cantar?
  • ¿Dibujar?
  • ¿Cocinar?
  • ¿Divertirte con tu mascota?
  • ¿Hacer el Amor?
  • ¿Compartir con tu amigo o amiga del Alma?
  • ¿crear algo nuevo?
  • ¿Jugar con tus niños?

 

  1. Elige uno o dos puntos de la lista.
  2. Recuerda lo que ha sido clave para que surgiera este profundo bienestar.
  3. Piensa en cómo quieres crear un momento mágico en los días por venir, dedicándote a justamente eso.
  4. Saca tu agenda y bloquea unas horas para esta dichosa actividad.
  5. Avisa a quién tengas que avisar para hacerlo posible.

Ya no toca priorizar lo secundario. Te mereces crear la vida que anhelas vivir en el fondo del corazón. Y son las pequeñas cosas que pueden hacer una gran diferencia. Todo está interconectado. Verás cómo la decisión de colocarte a ti y al Amor en la punta de las prioridades fomentará notablemente tu conexión espiritual y todo aquello que tú tienes para aportarle al mundo.

Te deseo lo mejor en este sentido y te mando un abrazo lleno de luz, cargado de la energía que más necesitas en este momento.

Cuídate,

Johannes

 

Algunas personas ya nos han contestado al correo sobre cuál es su manera favorita para conectarse con su auténtico bienestar.

Te las compartimos  (obviamente hemos evitado poner nombres)

Mi manera favorita de conectarme con un auténtico Bienestar es: Cierro los ojos, me interiorizo y me conecto con mi ser espiritual: “Llamo ami Espíritu en su Total Divinidad para que tome Total Dominio de mimente y de mi cuerpo, aquí y ahora mismo, con pleno poder de La Luzque YO SOY”; permanezco en silencio y solo atenta a mi respiración, de5′ a 30′, luego abro los ojos, y continuo con mis actividades diarias.Se produce en mí un estado de atención, bienestar y alegría interior
que me permite disfrutar lo que hago. Atte. Elsa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola, ¿En que te podemos ayudar?