¿Qué le agita tanto? ¿Qué obstaculiza la capacidad de estar concentrado, calmado o enfocado?

Si tu mente dispensa demasiados pensamientos, ¿se le podría decir que tiene diarrea mental? Si tu cuerpo tiene diarrea es porque comiste algo malo, indirigible o pasado. No es diferente a nivel mental. Habrás ingerido y consumido demasiado o algo inadecuado. ¿Qué dejas entrar en tu mente? ¿Dramas de los demás? ¿Películas de terror? ¿Mil historias de gente desconocida por las redes sociales? Si todo esto fuese comida, ¿te lo meterías en la boca?

Tu mente no puede devolverte nada superior de lo que tú le metes. Sin conectarla con la fuente del bienestar, la fuente de la creatividad o la paz, no puede haber acceso a tu mente superior ni a la paz anhelada.

¿Cuáles son los enemigos de la concentración, del trabajo enfocado, del equilibrio o de la paz mental?

¿Qué impide que te puedas concentrar y centrar bien y tener la mente en silencio?

  • Consumir un exceso de información. No colocar ningún filtro según la calidad vibratoria, energética o emocional de la misma.
  • Seguir la creencia social u organizacional de tener que estar efectivo, concentrado, productivo todo el tiempo. Esta ilusión es imposible de alcanzar.
    • Necesitamos adaptar un enfoque más natural y lógico. Toda vida equilibrada acontece en ciclos que se alternan, día y noche, inhalación y exhalación, concentración/foco y relax etc. La pausa, el no hacer, el descanso son de la misma importancia que la parte activa. El movimiento natural de la vida es pendular. Sin el relax y la adecuada preparación, la acción no puede coger fuerza.
  • Tener demasiados objetivos.
    • ¿Cuántas cosas tratas de alcanzar al mismo tiempo? Si estás en México DF y quieres llegar a la Patagonia, pero a su vez quieres ir a San Francisco, tienes un problema. No puedes llegar sin dividirte. Si sueltas la necesidad de ir a San Francisco ya, priorizas a la Patagonia y quieres pasar en tu camino hasta allí por Bogotá, Colombia, La Paz, Bolivia y Córdoba, Argentina, no hay problema, porque está de camino. Pero ¿verificaste si tus objetivos realmente están en línea de tu propósito que quieres alcanzar? No puedes llegar a dos destinos distintos al mismo tiempo.
    • Eso vale también para el dichoso multitasking. Páralo. Avanzarás mucho más rápido haciendo una cosa a la vez.
  • Priorizar la felicidad o el bienestar ajeno sobre el propio.
    • Lógicamente queremos contentar al jefe y cuidar de la familia. Pero si esa preocupación prevalece sobre nuestro propio bienestar, nos estamos haciendo un enorme desfavor. Con consecuencias negativas importantes no solo para nosotros, sino también para los demás. Sin las pilas cargadas, nos drenaremos y no tenemos mucho para dar.
    • Priorizar los objetivos laborales sobre los objetivos de salud, calma o dicha interna. Como nos identificamos demasiado con nuestro rol y nuestros logros, ponemos un exceso de foco allí y desequilibramos la rueda de nuestra vida.
  • Seguir practicando los malos hábitos del ego:
    • La única razón por la cual puedes ser insatisfecho o infeliz es que la vida no es como tú quieres. Entonces lo único importante eres tú, ¿lo que tú quieres? ¿lo que quiere el YO, la mente o el Ego? Necesitamos urgentemente salir de los patrones habituales y mal aprendidos que nos producen la insatisfacción, la infelicidad, la falta de productividad o foco. ¿Cuáles son estos comportamientos o malos hábitos del ego?
      • Comparar y compararse
      • Criticar, juzgar y quejarse
      • Defender, justificarse o excusarse
      • Competir sin tener presente el bienestar de todos los involucrados
      • Querer tener razón o ganar siempre
      • Luchar, pelear, negar, rechazar o resistir al momento presente. No aceptar lo que es.
      • Permanecer en la constante insatisfacción por mirar lo que no funciona, sin poner foco en lo que sí está bien.
    • Tratar de resolver o hacerlo todo desde la cabeza.
      • ¿Cuánta emoción, pasión o alegría, cuánto entusiasmo vuelvas a tu trabajo? ¿Cuánto involucras la totalidad de tu cuerpo? La mayoría de los humanos occidentales nos olvidamos del cuerpo y de la emoción en el trabajo, ausentamos los extraordinarios recursos emocionales y energéticos en los procesos de trabajar y crear. Consecuentemente los resultados son mediocres, carentes de energía vital, amor, conciencia, plenitud o dicha. Nos perdemos en la búsqueda del alcance de los logros, obviando la única cosa que nos traería lo que queremos: el juego y el auténtico disfrute del despliegue del proceso, el volver al presente.
  • Desconocer la raíz del problema del pensamiento compulsivo
    • Si tu mente no hace lo que tú quieres que haga, ¿crees que es normal? Si alguien mueve su brazo totalmente de modo desbocado y la persona no tiene control ninguno sobre él, ¿dirías que esta persona está cuerda? Pues no. Dirías que está loca. Por ende, una mente descontrolada también lo es. La ventaja es que no se ve a nivel físico, pero no queda desapercibido.

    • El pensar sin parar, el maquinar sin frenar de tu mente es por la siguiente razón principal: Más que probablemente estás identificado con algo que tú no eres en esencia. Te crees empleado o jefe, madre o padre, hija o hijo, hombre o mujer, alguien especial o alguien poco relevante… Te identificas con tus ideas, roles y logros, no con quién eres de verdad.

    • Por tanto, la tarea primordial en la conquista de tu paz mental, la concentración, el foco y la dicha es descubrir y encarnar quién tú eres esencialmente.

¿Quieres mejorar tu concentración de verdad?

Pues contesta a esta pregunta: ¿Qué uno o dos puntos de la lista mencionada arriba eliges modificar y mejorar en tu vida? Mira, escoge y apúntate tu compromiso. Sin él, no habrá ningún cambio.

¿Cómo eliges simplificar tu vida?

¿Para qué ya no estás disponible?

Determina y marca tus límites.

¿Con qué te comprometes de verdad para priorizar aquello que realmente tiene valor para el Alma?

¡Comparte abajo en el comentario tus compromisos, así se hace más real para ti y puedes inspirar a otras personas a que también se comprometen consigo misma! Te lo agradezco mucho.

¿Cómo puedes mejorar la concentración, el foco y aumentar la paz mental?

Sigue leyendo la respuesta en el siguiente artículo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies