133158300366652

¿Por qué ya no funciona?

Claves por qué la antigua manera de planificar, avanzar y hacer ya no trae los resultados esperados

Lo que te daba seguridad o un sentido de relevancia antes, quizá tu trabajo, un proyecto, el rol del padre o la madre o una relación ya no lo hace ahora. Tu mundo se pone patas arribas. Todo está cambiando y de modo muy rápido. La mente quiere controlar este proceso, pero ya no tiene a dónde agarrarse.  

La antigua manera de planificar, organizarse, funcionar y gestionar la propia vida se ha hecho obsoleta. Y la nueva aún no está del todo aclarada. Bienvenido al reto de ponerte cómodo en la incertidumbre y de aprender a vivir, sentir y crear en alineación con tu corazón y las potencialidades del momento presente sin darle demasiado valor a las exigencias o peticiones de la mente.

¿Por qué ya no funciona la antigua manera de ser y hacer?

Estábamos muy acostumbrados a hacer lo correcto, siguiendo normas sociales, familiares, organizacionales o rutinas que reflejaban lo que se esperaba de nosotros. Pero hoy, el Alma nos pide un mayor grado de autenticidad, alineación, sinceridad con nosotros mismos, haciendo caso a la voz del corazón que quiere sentirse pleno y libre, jugar y explorar, aportar algo valioso y disfrutar de la existencia en lugar de cumplir con las expectativas de otros.

 

Si sabemos que toca cambiar, ¿por qué nos cuesta tanto?

Nuestra identidad, nuestras rutinas y costumbres no se cambian con facilidad porque nos dan seguridad. Representan nuestra zona de confort. Y salir de esta zona nos genera miedo.

Y cómo queremos evitar el miedo y no siempre estamos dispuestos a adentrarnos en las aguas de la incertidumbre y los desafíos del crecimiento, preferimos quedarnos dónde estamos, aunque implique estancamiento o incluso sufrimiento.

Comportamiento robótico

¿En qué área de tu vida puedes reconocer cierto comportamiento automático, repetitivo o robótico?

Para cambiar, necesitamos comenzar con algo simple. Elige solo un área de tu vida del cuál sabes que un cambio te vendría muy bien.

¿Cuál eliges?

¿Qué pequeño cambio implicaría una gran diferencia en tu bienestar?

¿Qué específicamente eliges hacer para generar este cambio?

¿Cuándo lo vas a hacer?

No  te quedes solo leyendo estas palabras. Sin tu participación activa y protagónica, esta información no te servirá de nada. Es solo un instante. Contéstate estas preguntas.

La experiencia de mi reto personal

  1. En mi caso, me veo muy mental, quiero controlar las cosas, asegurar que salgan bien y me cuesta encontrar el equilibrio entre una sana y necesaria planificación y el fluir con la vida.
  2. Ya estoy consciente de que la vida no es blanco o negro, no es cuestión de solo estar en una polaridad de esforzarse para crear algo desde el impulso propio o la energía masculina, ni de solo estar en la polaridad opuesta de fluir con la vida desde la plena energía femenina. Cada situación requiere su propio y adecuado impulso vital.
  3.  
  4. Sé que me toca ordenarme, tomarme un tiempo extra para volver al cuerpo, al sentir, al corazón y realmente intuir lo que mi Alma y mi cuerpo necesitan o anhelan en este instante. La quietud mental me ayuda muchísimo, la meditación, la canalización, el deporte, el baile, la creatividad y la naturaleza. Pero no siempre logro hacerme los espacios necesarios y sigo con las rutinas conocidas o la atención de asuntos que han sido relevantes en el pasado.
  5. Hoy quiero abrirme a un cambio.

Me permito soltar las viejas identificaciones con mi trabajo, mis logros del pasado.

Entrego el control, la sobreexigencia y mis dependencias. Dejo ir lo que ya no necesito más.

Me abro a la vida y confío que la existencia quiere lo mejor para mi.

Me permito crear desde el vacío fértil, desde el Amor que late en mi corazón y el entusiasmo que quiere florecer.

  1. Te invito a ajustar las palabras hasta que las sientas tuyas.
  2. Nota cómo te hace sentir expresarlas, más cuando les pones la emoción necesaria.

Ahora ubícate un momento en la nueva versión de ti que ya fluye, que se acepta, ama, siente su corazón y construye su vida en alineación con la plenitud y claridad del Ser Interior.

¿Cómo es tu Vida desde esta perspectiva?

¿Qué haces de modo diferente?

¿Cómo facilitas tu crecimiento y la sensación de nutrir y atenderte?

La vida puede ser mucho más sencilla y plena cuando movemos los hilos que lo hacen posible.

si te apetece, te puedes tomar un instante para contemplar o apuntar tus respuestas.

Tengo claro que la creación consciente de estos anhelados cambios requiere un fuerte compromiso con los aprendizajes involucrados, un vínculo cercano con el propio Alma y la decisión de nutrirte y acompañarte amorosamente. Ya que no es todo de color de rosa, no se resuelve todo de modo mágico e instantáneo. Crecer duele. Implica que te levantes y te posicionas en dónde no te habías posicionado antes. Pero dolería todavía mucho más quedarte estancado en la rigidez del pasado. Prefiero aventurarme hacia el horizonte de lo desconocido.

¿Me acompañas?

¡Me encantaría compartir este viaje contigo!

¿Qué te llevas de este artículo, cuál es tu darte cuenta más importante? Compártelo en un comentario abajo.

Gracias por estar, un abrazo grande para ti,

Johannes

Comparte el Artículo en tu Red favorita:

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Síguenos en:

Otros contenidos interesantes:
error: Content is protected !!
Abrir chat
Hola, ¿En que te puedo ayudar?
Hola,
¿En que te puedo ayudar?